¡Hola!

En esta nueva entrega sobre alteraciones frecuentes en los tratornos neurocognitivos del adulto mayor continuaremos explorando manifestaciones sintomaticas de la enfermedad, sus posibles abordajes y estrategias de afrontamiento.

Esperamos pueda resultarles util a aquellas personas que al dia de hoy cuidan familiares que cursan un envejecimiento patológico.

La informacion aqui compartida proviene del libro "Vive el envejecimiento activo" de la Obra Social Fundación ”la Caixa”.

 

APRAXIA

 

¿Qué es?

Es una alteración cognitiva que hace referencia a la dificultad o incapacidad para llevar a cabo actos motores, estando preservadas las capacidades físicas de movilidad y fuerza necesarias para su realización. Es como si el cerebro no fuera capaz de engranar un conjunto de movimientos para que tengan sentido.

En el caso del Alzheimer, por ejemplo, las manifestaciones apráxicas iniciales suelen ser las que afectan a las habilidades motoras precisas, como abrochar botones, imitar gestos, coger cosas pequeñas o la escritura a mano. Más adelante suelen aparecer dificultades para manejar los cubiertos y se tiende a comer con las manos. Posteriormente se tiende a caminar con cierta torpeza y a tener dificultades para sortear desniveles. En fases finales se pierde la capacidad de andar e, incluso, mantenerse sentado.

.

¿Cómo se manifiesta y cómo podemos abordar estas situaciones?

 

Se frustra por su incapacidad o torpeza para hacer algunas cosas:

La sugerencia es observar qué es lo que no puede hacer y ayudarle a realizarlo pero siempre anunciándolo antes. No es adecuado ponerlo a prueba para «estimularlo», este tipo de actitud puede hacer la relación mas difícil para ambas partes.

 

No quiere hacer determinadas actividades:

No se deben proponer, ni esperar que realice, actividades tipo manualidades elaboradas que requieran una habilidad perdida.

 

No puede realizar tareas básicas: 

Simplificar. Por ejemplo, sustituir los cordones de los zapatos por velcro. Incitar a comer con la mano, potenciando su autonomía en la comida, cuando el uso de cubiertos se ha vuelto muy complejo. Emplear «pistas» motoras para desencadenar actividades (por ejemplo: dar un pequeño golpe o ejercer una suave presión en la parte trasera de las rodillas para que se siente).

 

Aún puede tocar un instrumento, cortar el pan, etc.: 

Hacer todo lo posible para fomentar las habilidades conservadas. Esto ayudara a mantener por mas tiempo las habilidades motoras.

 

Para el cuidador: Cultivar aceptación. Las mismas habilidades que obtenemos durante el desarrollo, las perdemos durante el deterioro y al día de hoy no hay forma de revertirlas. Excepto en los casos en donde la perdida de habilidades no corresponde a un deterioro y la rehabilitacion puede beneficiarlos, la estimulación cognitiva trata del mantenimiento y no de la recuperación. Trate de dejarle la estimulación a los profesionales, usted actúe relajado alrededor de su familiar y no lo ponga a prueba porque esto es una fuente de inmensa frustración y vergüenza.  

 

 

Muchas gracias por tu atención, en próximas entregas continuaremos explorando las distintas alteraciones frecuentes en las demencias, su manifestación y abordaje.